Commemorem el Dia Mundial de la Diversitat Cultural

L’acte tindrà lloc el mateix dia 21 a les 18 h de la tarda a la Biblioteca de Can Peixauet.

Sabies que el proper 21 de maig es commemora el Dia Mundial de la Diversitat Cultural pel Diàleg i el Desenvolupament? A la Serra d’en Mena hem volgut aprofitar l’ocasió per celebrar un acte simbòlic en col·laboració amb les entitats i la ciutadania.

La Serra d’en Mena de Santa Coloma de Gramenet se suma, en el marc del Procés Comunitari engegat l’any 2014,  a la celebració del Dia Mundial de la Diversitat impulsant una doble acció de sensibilització:

  1. Una primera acció de caràcter comunicatiu el dia d’abans (20 maig). Consistirà en la disseminació de missatges impactants en positiu sobre la convivència i la interculturalitat a través de cartells als barris. Aquests cartells, muts, només consten de la frase i un QR que dirigeix a la informació sobre la commemoració del Dia Mundial al blog serramena.com. Aquí també es podran trobar  més missatges i reflexions de l’article de Carlos Giménez que l’Obra Social la Caixa vol que es difongui aprofitant aquest esdeveniment.
  2. El mateix dia 21 es durà a terme un mural col·laboratiu entre les diferents entitats de la Serra d’en Mena. S’imprimirà la silueta de les lletres de la frase que tindrà el mural així com els elements decoratius que en formaran part; les entitats participants donaran color al mural alhora que realitzaran una petita reflexió sobre el dia en qüestió i la seva significació, que servirà també per omplir de contingut la primera acció de comunicació (cartells amb frases positives). Durant l’acte es penjarà el mural resultant de la feina en comú de les entitats i, paral·lelament, es llegirà un manifest en el qual s’incorporaran, també, les idees i reflexions de l’article de Carlos Giménez.

Participants:

  • Escola Tanit
  • AMPA Tanit
  • Casal dels Infants
  • CRIJ Rellotge XXI
  • Fundació Germina
  • Centre Obert Moisès
  • Biblioteca Can Peixauet
  • Projecte Paidos
  • Associació armènia ARARAT
  • Associació la Convivència
  • Xarxa de Transmissió de Valors
  • Institut de Santa Coloma

A continuació teniu un artícle de Carlos Giménez on explicita les reflexions entorn aquesta temàtica:

RESPETO Y PUESTA EN VALOR DE LA DIVERSIDAD DESDE LOS PROCESOS PARTICIPATIVOS

Celebrando el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo

Carlos Giménez Romero

Catedrático de antropología. Universidad Autónoma de Madrid.

 Director científico del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural

Emoción, pensamiento y acción

El 21 de mayo se celebra el día Mundial de la Diversidad para el Diálogo y el Desarrollo. En 2001 la UNESCO aprobó su Declaración Universal sobre la Diversidad y, a continuación, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el día 21 de mayo – a través de su resolución 57/249,   de diciembre de 2002- como Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Ese día llevaremos a cabo una acción de celebración conjunta en los 36 territorios locales (barrios, distritos, áreas, municipios) que participamos en el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (Proyecto ICI), macro proyecto impulsado desde 2010 por Obra social la Caixa y una amplia red de ayuntamientos y entidades. ¿Cómo lo celebraremos? Con tres componentes interrelacionados: compartiendo nuestras vivencias, reflexiones y compromisos, esto es, compartiendo emoción, pensamiento y acción.

Las notas que siguen van dirigidas a todas aquellas personas que en Nou Barris, La Coma, Granada Norte, Jerez Norte, Polígono Sur, Taco, La Cañada Real, y así hasta 36 lugares, conformamos este anhelo por consolidar y desarrollar procesos comunitarios, intensamente participativos, en pro de la convivencia ciudadana intercultural. Para esa amplia “mancomunidad de comunidades” que se está desplegando, y para el conjunto de ciudadanos y ciudadanas de esos territorios van dirigidas están notas cuya finalidad no es otra sino estimular el entusiasmo, las ideas y la praxis.

En este día Mundial tres D´s se entrelazan generando asertividad, resiliencia y esperanza. La D de Diversidad debe servir a la D de Desarrollo y ambas requieren de la D de Diálogo.  Unámoslas…

Celebramos toda la diversidad.

Siendo el día de la diversidad cultural la celebramos como parte sustancial de la diversidad humana y junto a las otras diversidades y lo hacemos no asilando las culturas o exagerado las diferencias sino como expresiones igualmente valiosas del único rostro humano.

Celebramos que la Humanidad es tan una como diversa, que la naturaleza de la especie humana tiene ese carácter complejo, dual y dialógico, de unidad y diversidad. Reconocemos la igual dignidad y valor de todos los seres humanos y lo mucho que comparten: la madre Tierra, nuestro único planeta y nuestra Casa común que debemos respetar y cuidar; ¡viajamos juntos en la misma nave!. Somos todos, y cada uno, fruto del largo proceso de hominización y evolución sociocultural, el avatar fantástico que nos ha parido y traído hasta aquí.

Es innegable la unidad psíquica del género humano, estando todos dotados de razón y conciencia. Compartimos la disposición de Cultura, como forma propia de aprendizaje y adaptación. Tenemos aquí y allá, estos y aquellos humanos, las mismas necesidades básicas. Logramos, tras las devastadoras guerras mundiales del siglo pasado, el acuerdo y sistema internacional de Derechos Humanos, estando todos implicados en el reto de su cumplimiento y desarrollo.  Todas las personas y sociedades están involucradas en las transiciones socioecológicas y de supervivencia como especie a la que nos enfrentamos ahora y crecientemente como Humanidad, a partir del cambio climático y la no sostenibilidad de la actual forma de crecimiento.  ¡Y tantos otros aspectos, retos o puntos en común! Como dice Joan Manuel Serrat en una canción: “puede que a ti te guste, o puede que no, pero lo cierto es que tenemos mucho en común

Y, en esa afirmación de la unidad y lo común de la especie, reconocemos, como tesoro y patrimonio común, la inmensa variedad de pueblos, culturas y naciones, de lenguas y dialectos, de cosmovisiones y sabidurías, de filosofías y expresiones espirituales, de pluralismo ideológico y político, de múltiples aportaciones éticas, jurídicas y convivenciales a lo ancho y largo de la Tierra. Somos conscientes de los nuevos y variados procesos de diversificación sociocultural que están abiertos en el mundo, buena parte de ellos vinculados a la globalización, la creciente movilidad humana y la revolución en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

En este 21 de mayo podríamos seguir colectivamente y con relación a la Diversidad tres líneas de movilización comunitaria. Ante todo, sintamos, y vivamos, desde lo territorial y municipal, la común pertenencia a la Tierra y a la Especie, el entusiasmo por estar trabajando local y participativamente por el Respeto activo hacia las diferencias y las otredades. ¿Cómo podemos hacerlo en cada lugar? Desde los procesos comunitarios interculturales pongamos en marcha acciones públicas (encuentros, ritualizaciónes, dramatizaciones, arte urbano, juegos, fiestas, performances, etc.)  que nos unan y supongan una conmemoración, de la unidad y la diversidad, alegre, festiva, asertiva y esperanzada, Hagámoslo de forma intercultural,  no solo multiculturarista: enfaticemos también la unidad, lo común; ubiquemos lo diverso dentro de las identidades, valores, programaciones, alianzas e intereses compartidos.

En segundo término, y al par de esas vivencias, pensemos juntos y volvamos a reflexionar: ¿Qué mapa de la diversidad tenemos en nuestro territorio, cómo va cambiando? ¿Estamos unidos en nuestra pertenencia a la localidad? ¿Hay guetos en nuestro distrito o municipio? ¿Cuáles desigualdades sociales y territoriales nos separan, dividen o enfrentan, nos impiden disfrutar de las diferencias? Convoquemos espacios de reflexión, sistematización o evaluación. Pongamos al día algún aspecto clave de nuestras monografías o diagnósticos. Celebremos la diversidad desde el pluralismo de la reflexión y el debate. Utilizando las técnicas participativas de grandes grupos, organicemos diálogos públicos, encuentros ciudadanos, espacio abiertos…

En tercer lugar, y desde las vivencias compartidas y el pensamiento colectivo, sigamos actuando juntos, renovando nuestra praxis: ¿qué estamos haciendo en nuestra localidad? Repasemos. En este Día Mundial hagamos una parada, concedámonos un respiro, para ajustar nuestra acción.  ¿Qué resultados están teniendo las políticas locales y las acciones civiles? ¿A más diversidad menos solidaridad o nueva cohesión en nuestro entorno? ¿Qué debemos mejorar – en las políticas locales, en la escuela, en el sistema de salud, en los servidos sociales, etc.-  para que  el barrio o distrito sea un lugar inclusivo según lo formulado sobre la ciudad inclusiva en el Objetivo 11 de Desarrollo Sostenible (ODS´s de la Agenda 2030). ¿Cómo renovar, pública y simbólicamente, nuestro compromiso por la convivencia ciudadana intercultural?  En definitiva, que sea un día de renovación de compromisos.

Aprovechemos la Diversidad para el Desarrollo local

Ahora bien, la diversidad no es solo una característica de la naturaleza humana, una riqueza y un tesoro, un derecho o conjunto de derechos, un  rasgo de nuestro territroio,  un desafío, sino que es también un conjunto de oportunidades, recursos y opciones, que hay que saber aprovechar.  Y ello no es fácil. Una forma de hacerlo es vinculando la Diversidad al Desarrollo, la segunda D de este 21 de mayo.

Si entendemos Desarrollo no reduciéndolo a su dimensión económica, sino en su amplitud de desarrollo humano (según los acuerdos e indicadores internacionales), esto es, como incremento de las opciones de vida digna para el conjunto de las personas, cuidando especialmente de los más vulnerables, entonces las diversidades de orígenes, culturales y étnicas, lingüísticas, de convicciones, conciencia y prácticas, de culturas del trabajo, de maneras de resolver los conflictos,  etc. se convierten en un capital social y cultural imprescindible para que se avance en vida digna y calidad de vida para todas las personas.

Y si llevamos ese desarrollo humano- con todas sus dimensiones de generación de riqueza y empleo, distribución y justicia social, extensión de la participación y tejido social, autonomía y sostenibilidad- al plan de desarrollo municipal y comunitario, entonces la diversidad local que en este Día Mundial vivenciamos, repensamos y seguimos haciendo objeto de nuestro compromiso de acción, se convierte no solo en algo a reconocer y respetar, sino en un conjunto de oportunidades muy cercanas y con posibilidades de ser puestas en valor a nivel local y en la vida cotidiana.

Por lo tanto, sería deseable que en la celebración que se haga en cada territorio local se incorpore, de una manera u otra, la reflexión acerca de si se está o no aprovechando en ese barrio, distrito o municipio (y en caso afirmativo cómo se está haciendo y cómo se puede impulsar más) ese rico capital de la diversidad, esto es, ese conjunto de ideas, lenguas, trayectorias, experiencias, valores, arte, iniciativas comerciales, etc. que aportan todas y cada una de las expresiones  socioculturales presentes en el territorio.

Y todo ello con la perspectiva del necesario cambio sociales hacia la paridad de oportunidades, pues es en ese marco de mayor justicia social donde la diversidad aporta toda la riqueza que lleva consigo.  Se trata de vincular Diversidad y su gestión positiva a nuevos nichos de empleo, al impulso del emprendimiento, innovación en comercio local, nuevo turismo, renovación pedagógica, salud comunitaria, experiencias de codesarrollo, y otros aspectos del desarrollo local y comunitario.  

Potenciemos el imprescindible Diálogo para que pueda haber auténtico Respeto y mejor Calidad de vida

Demos un tercer paso, pues respetar la diversidad local y vincularla al desarrollo comunitario no son precisamente tareas fáciles, sino algo que requiere voluntad, políticas, métodos, formación, recursos.  Este Día Mundial nos permite centrar nuestra ilusión y práctica en una via decisiva, condición sine que non para poderlo lograr: la via del Diálogo, la tercera D de este 21 de mayo.

El vocablo griego nos sitúa ante dos o más (día) que conversan, que intercambian la palabra (logos) El prefijo ya nos ubica en lo distinto, en lo plural: diversidad, dilema, diáspora. El sustantivo nos ubica en el encuentro de logos, de pensamientos, de racionalidades: es el camino del conversemos, pensemos juntos, pienso contigo, o también del “a través tuyo llego al Logos”. Los interlocutores se necesitan para poder ir más allá. Bien están los debates, sobre todo los debates limpios y con altura de argumentos: no obstante, el Diálogo tiene unas posibilidades, un poder, que no tiene el Debate. En el diálogo no hay perdedores ni ganadores, beneficia a quienes lo practican y a su relación. A diferencia del debate, en el diálogo se sabe dónde se empieza pero no donde se llegará, pues conduce a lo inesperado, se construye algo nuevo.  En el dialogo no hay adversarios, solo interlocutores que ese reconocen como tales y que están interesados en conversar.

Que el 21 de mayo, y como aviso o anuncio de lo que luego se irá desplegando, el Diálogo asertivo, colaborativo, tome, invada, coloree, dignifique, el espacio público. Que se celebren conversaciones, mesas redondas, encuentros comunitarios, en plazas o parques, en escuelas u hospitales, en el Ayuntamiento y en los centros cívicos.  Que sea el Día de la Escucha y, por lo tanto, de la pregunta al Otro.  “Para dialogar, preguntad primero; después, escuchad”, según lo expresó Antonio Machado. 

Ese es el día de la escucha atenta, respetuosa, escucha no solo con los oídos sino con la mente y el corazón. Que nuestras vivencias, deliberaciones y actividades de ese Día prolonguen la práctica de la Audición, esa metodología que hemos incorporado al proceso comunitario intercultural de la mano de nuestro asesor general y maestro Marco Marchioni. Releamos la inspiradora cita con la que Marco encabeza uno de sus escritos sobre la Audición:

“… Antes siquiera que en la boca, la democracia está en los oídos. La verdadera democracia no es el país de los oradores, es el país de los oyentes. Naturalmente, para que alguien escuche, hace falta también que alguien hable: más algunas veces se entiende incluso sin que los demás hablen y, por el contrario, se siente fastidio por los charlatanes y respeto por los taciturnos atentos. La democracia es en primer lugar, por lo tanto, coloquios… La realidad es que la democracia verdadera consiste tanto en el derecho a hablar, cuanto en el deber de dejar hablar a los demás…” (Guido Calogero: “L’abbiccí Della democrazia” Roma, 1946)

En este Día Mundial de la Diversidad podemos proclamar, siguiendo la sugerencia de Federico Mayor Zaragoza, que frente al lema de “si quieres la paz prepara la guerra” (si vis pacem para bellum) preferimos con creces el de “si quieres la paz, prepárate para la la palabra” (si vis pacem para verbum) Impulsando así el 21 de mayo, el Dialogo, y la palabra, y la escucha, el 21 de mayo el Diálogo – de forma pública, ciudadana, comunitaria- contribuiremos de nuevo desde lo local y municipal a la Agenda mundial 2030. Y esta vez, como contribución a la Cultura de Paz y en conexión con el Objetivo 16 de Desarrollo Sostenible, el que se formula como “sociedades justas y pacíficas”.

Exclamemos con el poeta Pedro Salinas: ¡Gloria a las diferencias entre tú y yo que llaman nuestro amor a la alerta, cara a cara, a probarse. ¡Qué fácil unidad de los que son iguales! ¡Qué entenderse tan liso, de arena con la arena, de agua con agua o luz y luz! En lo que nos separa laten, nos llaman, ávidas, las victorias futuras, esperando” (Razón de Amor, 1936)

Aprovechemos esta convocatoria mundial para sentir, pensar y actuar desde los barrios, distritos y municipios, sobre esas tres D´s que nos convocan de forma tan rica y múltiple:

  •  Diversidad para el Desarrollo, ….a través del Diálogo.
  • Diálogo de los Diversos,  …..para enriquecer su común Desarrollo
  • Desarrollo humano con Dialogo, ….como requisito para que las diversidades sean solo oportunidades.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

*

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada